¡Chile Bicampeón!

By
Updated: junio 27, 2016
whatsapp-image-20160626-3

Tras 120 minutos, cero goles y 2 jugadores expulsados. La final de la copa América se definió en los cobros desde el punto penal, donde la Roja derrotó 4-2 a la albiceleste  y se impuso por segundo año consecutivo en una final frente Argentina.

El primer tiempo del encuentro tuvo un ritmo frenético, en el que ambos equipos salieron a jugar con mucha intensidad, presión asfixiante sobre el equipo rival.  Lo que generó fuertes roces entre los jugadores y algunas acciones fuertes en las que el árbitro tuvo que intervenir.

Argentina tuvo las opciones más claras en el inicio del partido. Sin embargo, los argentinos no pudieron concretar ninguna. En el minuto 21, Gonzalo Higuaín desperdició una oportunidad inmejorable para abrir el marcador. Gary Medel no pudo hacer una buena recepción de la pelota, el ‘Pipita’ robó la pelota, quedó mano a mano con el arquero Claudio Bravo y ante la salida de éste, picó la pelota por encima del guardameta, con la mala fortuna de que su remate salió desviado. En la tribuna los hinchas se tomaban la cabeza, tal vez de recordar los fallos de Higuaín que le costaron el mundial a Argentina en 2014.

Como si faltaran alicientes para hacer más duro el partido, el árbitro empezaría a robarse el show. Primero expulsó al minuto 28 a Marcelo Díaz, tras recibir su segundo cartón amarillo por una discutible infracción contra Lionel Messi. A los 42′ de la primera etapa el árbitro Heber Lopes compensó su error y expulsó de manera injusta a Marcos Rojo. De esta manera, ambos equipos finalizaron la primera etapa con 10 jugadores.

En el segundo tiempo la selección chilena salió con un segundo aire, la ‘Roja’ presionó la salida argentina y anuló por momentos las líneas de pase de su rival.

En el minuto 79, Eduardo Vargas exigió al arquero del Manchester United, Sergio Romero, quien pudo contener su disparo con algunas complicaciones.

Con el pasar de los minutos Argentina empezó a sentir el desgaste. La clara salida que ofrecía Rojo por la franja izquierda, no pudo ser suplida por Funes Mori a quien se le notaba la falta de oficio en esa posición. La única opción clara para la albiceleste, fue un cabezazo del Kun Agüero que se metía al ángulo hasta que apareció la mano salvadora de Claudio Bravo que con mucho esfuerzo pudo enviar el balón al tiro de esquina.

Minutos antes de acabar el encuentro, Alexis Sánchez tuvo una opción clara de gol, pero en esta ocasión tampoco logró vencer la portería de ‘Chiquito’ Romero.

Llegó el pitazo final, habían transcurrido 90 minutos de mucha intensidad pero sin nada de efectividad. Los arcos se mantenían en cero y los recuerdos de la última final, cada vez estaban más presentes.

Durante el tiempo suplementario aumentaron las emociones, ninguno quería irse a su casa con la medalla del segundo puesto. Llegadas para un lado y para el otro, pero siempre faltaba la estocada final.

Al final, el partido se resolvía igual que el año anterior, todo quedó igualado y se tendría que definir por los penales. Ahí, ocurrió algo que pocos esperaban. Lionel Messi fue el primero en patear para los argentinos, la cuenta iba a su favor ya que Sergio Romero le atajó el primer penal a Arturo Vidal e increíblemente Messi falló. La serie siguió empatada hasta que llegó Lucas Biglia, erró el suyo y dejó la definición de la copa en manos de Francisco ‘El Gato’ Silva, quien anotó el gol definitivo para la alegría de los chilenos y para terminar de hundir a una selección Argentina que completa 23 años sin títulos.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *